6 de julio de 2012

Antonio Arroyo Villa, aprueba el primer año de gobierno del PP

El concejal de CCD Arroyo Villa aprueba el primer año de gobierno del PP


El problema más grave del pueblo y del Ayuntamiento es el aumento del paro

En la localidad de Membrilla, las opiniones sobre el trabajo del Ayuntamiento después de agotar el primer año de mandato, son opuestas entre los dos grupos políticos de la oposición: PSOE y CCD. Antonio Arroyo Villa, ex alcalde y edil con tres décadas de experiencia municipal, ocupa ahora la única concejalía de su partido, Ciudadanos de Centro Democrático.

Arroyo Villa salió de la alcaldía y del Ayuntamiento en 2007 y regresó esgrimiendo un nuevo proyecto político en 2011. Pasado este primer año de gobierno del Partido Popular, Villa puntúa la gestión del alcalde Manuel Borja, con “un cinco” añadiendo la nota de “necesita mejorar”. Se dice consciente de que los populares han tomado las decisiones más apremiantes y por eso les concede un generoso margen de dos años, antes de empezar a exigir o recriminar aquello que no estén haciendo o hagan mal.


Villa sintoniza con el grupo popular, en los créditos por 1.400.000 euros concertados para saldar deudas, los recortes del gasto en 600.000 euros y la amortización de unos 14 puestos de trabajo. Aunque subraya que si se hubiera atendido su propuesta de que los ediles sin dedicación exclusiva renunciasen al cobro de las asistencias a Plenos y Comisiones, se hubieran ahorrado 45.000 euros, que habrían permitido mantener 3 puestos de trabajo.
Unas de las realizaciones más discutidas por el PSOE ha sido la construcción de un nuevo despacho de Alcaldía, que los socialistas califican como “un búnker innecesario” y el concejal de CCD cree que era “necesario” y para el que se han empleado “calidad y mano de obra baratas”.

El problema del agua en Membrilla, aparte de haberse hecho endémico, se ha agravado como consecuencia del cambio de empresa. Un cambio, del que Villa acusa al ex alcalde socialista Eugenio Elipe, de haberlo decidido como una venganza personal hacia él; su predecesor en la Alcaldía. Aquagest, explica Villa, logró reducir las pérdidas de agua en la red, de un 50 a un 20 por ciento. Con la adjudicación a la nueva empresa, Agua y Gestión, las pérdidas de líquido volvieron a incrementarse, según el edil centrista, por dejar de atender fugas y averías. La segunda empresa, señala Villa, estuvo año y medio “sin ajustar cuentas con el Ayuntamiento”.

También hay acuerdo entre Arroyo Villa y Manuel Borja, en las modificaciones de las tasas que se cobran por la Universidad Popular, la Escuela de Música o la Guardería Infantil. En tal sentido, Villa reclama que “hice hincapié en que no se podía retroceder a los años 40, cuando sólo accedían a los servicios quienes podían pagarlos”. Villa sostiene que se han subido precios públicos sólo a los usuarios de mayor renta y se han aplicado bonificaciones de hasta el 50 por ciento a los menos pudientes.

Antonio Arroyo recrimina al gobierno anterior, haber acometido una obra de renovación de redes de agua, con sólo el compromiso verbal de la Diputación de Ciudad Real o la Junta de Comunidades; sin que éstas hubiesen asignado presupuesto a esta obra. Elipe –afirma Villa- sacó la obra a concurso y ha sido ahora cuando la Diputación ha accedido a reconocer el compromiso de gasto.

Solidaridad ciudadana

Reconoce como “el problema más grave del pueblo y del Ayuntamiento”, el aumento del paro. Y lamenta que, “sin ayudas ni planes de empleo, no se puedan hacer contratos”. Y se felicita de que “la acción combinada entre el Ayuntamiento y un colectivo de ciudadanos que sienten el dolor ajeno como propio” sirva para prestar ayuda a unos pocos hogares que ya no tienen absolutamente nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario